Colorimetría: El color de los negocios

En las fechas en las que nos encontramos más de uno (yo la primera) estamos saturados de fiestas navideñas y, ahora que se acerca el final del año, los recopilatorios anuales típicos, por ello mi post (último del año) se desvincula pero no se aleja de todo lo anterior.

Seguramente más de una vez, os habéis preguntado por qué cada marca comercial se identifica con un color u otro, por qué a las pérdidas económicas se les llama números rojos y a las ganancias números negros, por qué las aseguradoras cobran más a los propietarios de un coche rojo o amarillo que a uno verde, etc.

Por este motivo me he propuesto indagar en los principales colores que se utilizan en las más relevantes compañías o en conocidos productos con el fin de explicar el uso y aplicación de los mismos.

Cada color lleva implícito unas connotaciones y matices. En función de estos, las empresas se decantan por uno u otro o combinaciones de varios, para lograr transmitir al consumidor lo que pretenden.

Para ello, dado la extensa gama cromática existente, voy a centrar mi análisis en la gama básica de la paleta (rojo, verde, azul y amarillo) y sus posibles combinaciones.
_

Rojo.
Este color lleva implícito en su significado sensaciones y emociones como la calidad, la pasión, el lujo, el corazón y, dependiendo de cómo se utilice, puede generar distintas percepciones de un mismo mensaje.

La principal cualidad de este color es que es muy llamativo a los ojos del espectador, haciendo resaltar cualquier objeto o texto a simple vista. Por ello, cuando se habla de “números rojos”, nos viene rápidamente a la mente que la persona que decidió utilizar este color o expresión para las posiciones deudoras lo hizo en base a resaltar dicha información como importante sobre el resto, (aunque otra razón de la utilización del rojo para la deudas puede proceder de la tradición oral de “anotar las deudas con sangre”).

Coca&Cola, desde sus orígenes, ha utilizado en rojo como color corporativo –es más, se dice que el Papa Nöel vestido de rojo por todos conocido surge de la publicidad de dicho refresco. Seat varió el fondo de su logotipo al rojo, cambiando su eslogan por el de “auto-emoción”.

Otra de las sensaciones que transmite el rojo junto con el color negro es el de lujo y ejemplos de ello son las marcas Carolina Herrera o la clásica Caja Roja de Nestlé.

Estas cualidades hacen que el rojo sea el color más utilizado como imagen de marca, no solo en el logotipo o marca sino en toda la estrategia de comunicación de la empresa (por ejemplo: Vodafone, patrocina Manchester United -camiseta roja; o el rojo competitivo que asociamos a la F1, procedente de la potente imagen Ferrari, de deportivos rojos).
_

El color de los negocios: Rojo

Verde.
En los últimos años, este color ha ganado implantación en el mercado, dado la creciente preocupación por estilos de vida sanos y el cuidado del medio ambiente. Un ejemplo es McDonalds. Desde su origen se ha identificado con los colores amarillo y rojo y en los últimos años a pasado a convertir el color de marca al verde, para transmitir al consumidor que la comida que ofrecen es fresca, natural y están comprometidos con el medio ambiente.

Este color transmite sentimientos positivos, de alegría, frescura, naturaleza, libertad. Desde el punto de vista de la publicidad y marketing, es un color que conecta muy bien con el público joven.

Por ello, muchas marcas han utilizado este color para distinguirse del resto: Heineken ha conseguido diferenciarse del resto por el color de su envase y su eslogan “Piensa en verde”.

Las marcas de limpieza (Fairy, Ariel y Mistol) también lo utilizan junto con el rojo para reforzar la imagen de fuerza y efectividad pero a la vez responsable con el medio ambiente.

Aunque no hemos hablado de ello, el verde es un color que da mucho juego a distintas empresas por la diversidad de mensajes que logran sus distintos matices.

El Corte Inglés utiliza un tono más oscuro del verde que, junto con el negro, transmite la imagen de seriedad y solidez sin perder la connotación de cercanía que transmite el verde en sus variantes más luminosas.
_

El color de los negocios: Verde

Azul.
Este color tiene un abanico de significados que varía en función de la escala cromática utilizada. En su tono más neutro, el significado es solidez que se acentúa a medida que el tono se oscurece (incorporando connotaciones de seguridad, cercanía y fiabilidad). Por ello, la mayoría de las empresas que se decantan por este color son del sector financiero o asegurador, que destacan su comunicación en azul, junto con naranjas o verdes, para reforzar todos los aspectos reseñados anteriormente: BBVA, MoviStar, Ocaso son algunos ejemplos.

Llama la atención cómo las empresas que se hacen competencia utilizan normalmente colores complementarios: si MoviStar es azul, Vodafone es rojo; si el BBVA es azul, el BSCH es rojo; un clásico, la Coca&Cola es roja y la Pepsi azul.
_

El color de los negocios: Azul

Amarillo.
Es un color muy llamativo, brillante y que refleja gran cantidad de luz (sobre todo en las tonalidades claras). Produce sobre el espectador o consumidor efectos estimulantes que incitan al movimiento. Dependiendo del uso que se dé, en combinación o contraposición con otros colores, puede resultar incluso molesto.

Las cadenas de comida rápida optan por la utilización de estos colores (rojo y amarillo) para que haya mayor rotación de clientes y la gente simplemente consuma con la mayor rapidez posible.

En el campo de la automoción se utiliza bastante el color amarillo (Renault, Midas, etc.). Intenta transmitir entre otras cosas velocidad, impulsividad, agresividad y ha sustituido al rojo como color de la velocidad y deportividad.

Este color ha ocasionado un auténtico quebradero de cabeza para las aseguradoras: no saben si aumentar las pólizas de un automóvil de este color por ser más arriesgados al volante o, por el contrario, bajarlas por ser un color mucho más visible.

Por otro lado, la combinación junto al negro en la marca Midas intenta transmitir otro concepto: rapidez + seguridad + calidad. En el sector de la alimentación su uso no esta muy extendido ya que con las connotaciones de agresividad que lleva implícitas podemos verlo utilizado y reforzando este concepto en las botellas de lejía y amoniaco. Otro uso en la alimentación está relacionado con productos que llevan en la composición materias primas cuyo color original es el amarillo (aceite de girasol, refrescos de limón…).

Con la variedad cromática que se acerca a los tonos anaranjados se intenta transmitir el concepto de energía y calor. Es utilizado por marcas como GALP, Gas Natural y otras empresas de combustible.
_

El color de los negocios: Amarillo

Negro.
Su uso conlleva siempre connotaciones negativas: oscuridad, negatividad, muerte, sombrío… A pesar de estas características, lo cierto es que su uso está muy extendido y tiene otras cualidades positivas muy apreciadas: lujo, distinción, seriedad, elegancia y calidad.

Su uso tan extendido en el mundo del diseño lo ha convertido en un color neutro. Por tanto, para conseguir resultados de impacto, es necesario combinarlo con colores vibrantes o fuertes.

Hay marcas que utilizan el negro para dar a sus productos un aire de lujo y distinción : Tiffanys o L´orèal entre otros muchísimos ejemplos. Resultado de estas connotaciones tan antagónicas (negatividad, de una parte, lujo, por otra) es decidirse por un negro brillante o uno mate: el primero transmite glamour, el segundo tristeza.

Muchas veces, la negatividad atribuida al negro proviene, más que del color en sí, de las connotaciones culturales que ha ido adquiriendo en el lenguaje cotidiano (una persona gris, dinero negro, gato negro…). Esto puede estar detrás de un hecho curioso: a muchos productos que, por estrategia comercial o porque son negros de por sí, son de este color, se le pone el nombre en otro idioma, logrando un aire lujoso o glamouroso (Ausonia Black, por ejemplo).

_

El color de los negocios: Negro

Post Your Thoughts