HomeHome
DRAG >

Banco Pichincha

:money 

Strategy, 

Brand 

Este banco centenario confió en Erretres para reinventar su identidad de marca dando paso a una imagen contemporánea. Los nuevos conceptos en los que se basó la identidad propuesta fueron la inclusión y el desarrollo. Además de diseñar la nueva identidad de la marca, fue necesario adaptar la identidad visual al contexto digital ajustando el monograma original en el que se basaba el logotipo.

Abriendo nuevos caminos para el primer banco de Latinoamérica.

Banco Pichincha, con más de 115 años de historia, es el banco más grande de Ecuador y también tiene presencia en Perú, Colombia, España, Estados Unidos y Panamá. A lo largo de estos años han dedicado su trabajo al desarrollo sostenible y responsable de la región andina y sus habitantes. La antigua marca, inalterada durante casi un siglo, ha dado paso a una imagen renovada, símbolo de una nueva era de transformación e innovación. Erretres fue elegida como agencia para hacer realidad la evolución de la marca tras un proceso de licitación en el que participaron otras grandes agencias internacionales.

ESTRATEGIA

El proyecto comenzó en 2015, a partir de la investigación y análisis del banco, con numerosos viajes de investigación a los diferentes países en los que tiene presencia el banco, y reuniones con responsables de distintos departamentos. El objetivo inicial fue desarrollar una estrategia de marca que funcionara en los diferentes países, dado que cada mercado tiene diferentes culturas, prácticas comerciales y clientes con perfiles muy distintos.

Al final del proceso se definió un nuevo posicionamiento, así como los atributos de marca. También se abordó el nombre histórico de la marca (Banco Pichincha, antes Banco del Pichincha), el cual está asociado al volcán y a la región del mismo nombre. Esta región alberga la capital de Ecuador, Quito, y también presta su nombre a la batalla durante la cual Ecuador proclamó su independencia.

SHARING
THE CONCEPT

imagen slider-0
imagen slider-1
imagen slider-2
imagen slider-3
imagen slider-4
imagen-0
imagen-1

EL CONCEPTO

El símbolo original de la marca era un monograma que se había utilizado durante décadas, que se había quedado anticuado y sufría problemas de legibilidad y adaptabilidad a los medios digitales.

A partir de los atributos definidos durante la fase estratégica del proyecto, surgió la idea de crear un nuevo símbolo que representase la estrecha relación de confianza entre el banco y su gente, así como su compromiso con el desarrollo de la región. Esta idea está sugerida por el movimiento ascendente del elemento incluido dentro del símbolo (la expresión simplificada de una flecha ascendente). Gracias a su reducción a una esencia puramente gráfica, el símbolo se adapta perfectamente a todo tipo de formatos y aplicaciones, siendo reconocible incluso en su forma más reducida.

El concepto inherente al símbolo puede resumirse como un espacio seguro que acoge la relación estrecha y de confianza (sugerida por el rectángulo curvo) entre el banco y sus usuarios, impulsando el desarrollo y la prosperidad de su gente (la flecha ascendente representada por la forma recta en la esquina superior derecha).

imagen-1
imagen-2

EL LOGOTIPO

Para el logotipo de la marca, se diseñó una gráfica personalizada de alta calidad, compuesta por letras en tipografía sans-serif en mayúsculas. Se incluyeron detalles de bordes redondeados para evocar cercanía, así como para transmitir una imagen más moderna.

TIPOGRAFÍA

Se eligió una familia tipográfica contemporánea y bastante neutra como tipografía corporativa, cualidades que la hacen ideal para su uso en las numerosas y diversas aplicaciones requeridas por un banco, como publicaciones, señalética, usos digitales y otros.

Esta tipografía se utiliza en sus dos variantes: slab (con un carácter fuerte para una identidad única y reconocible) y sans-serif (para una óptima legibilidad y uso en entornos digitales), todo con el fin de organizar la jerarquía tipográfica según los usos requeridos.

imagen-0

COLORES

Desde el principio, la intuición de todos los equipos dictaba que el amarillo debía mantenerse como color principal del banco para conservar el legado de la marca, y también porque es muy diferencial dentro del sector. El amarillo también está presente en la mayoría de las banderas de los países de la región andina y tiene connotaciones positivas como símbolo de positividad, felicidad, luz (los rayos del sol son perpendiculares al ecuador) y prosperidad, entre otros. Se optó por un tono más vivo y fresco de amarillo para rejuvenecer la marca, y se combinó con un azul marino moderno y elegante (un nuevo guiño a la bandera ecuatoriana) para sustituir el negro, que contrastaba demasiado con el amarillo.

imagen-0

ESTILO FOTOGRÁFICO E ICONOGRAFÍA

En línea con la redefinida personalidad del banco, se estableció un nuevo estilo fotográfico con el que el banco quiso dejar claro el orgullo que siente por ayudar al desarrollo personal de sus clientes, desde pequeñas empresas locales hasta jóvenes emprendedores o clientes de banca privada. Asimismo, se diseñó un estilo de iconos corporativos personalizados, cuya construcción es un guiño a la flecha dentro del símbolo del banco, y que funcionan perfectamente tanto en entornos físicos como digitales.

imagen-0
imagen-2

ELEMENTOS GRÁFICOS

En línea con el posicionamiento del banco se creó una cuadrícula que, a pesar de su sencillez gráfica, simboliza dos entidades cara a cara, en este caso la relación sincera entre el banco y sus clientes. Esta relación toma la forma de dos triángulos que se encuentran y se expanden a través de un sistema gráfico flexible y adaptable a diferentes plataformas y formatos, y que actúa como contenedor de imágenes y texto.

imagen-1

APLICACIONES

Una condición imprescindible de la nueva identidad que quedó clara desde el principio fue que debía poder adaptarse perfectamente a todo tipo de aplicaciones y soportes, especialmente digitales, dado que muy pronto será (y prácticamente ya es) el entorno natural en el que trabaja la marca.

Para ello, Erretres diseñó un proyecto integral, que abarca desde la papelería corporativa hasta numerosos puntos de contacto, pasando por el diseño de la señalización de las fachadas de las oficinas, señalética interior, cajeros automáticos y sus pantallas, tarjetas de crédito, chequeras, packs de bienvenida, tarjetas identificativas, extractos bancarios, publicaciones corporativas, aplicación de la marca en la web y aplicación móvil, newsletters, formatos para redes sociales, vídeos corporativos, publicidad online y offline, oficinas centrales y muchos más.

Para muchas de estas aplicaciones, fue necesario realizar adaptaciones locales para atender las necesidades específicas de cada país en el que el banco tiene presencia (Ecuador, Perú, Colombia, España, Estados Unidos y Panamá).

imagen-0
imagen-1
imagen-2
imagen slider-0
imagen slider-1
imagen slider-2
imagen slider-0
imagen slider-1
imagen-0
imagen-0
imagen slider-0
imagen slider-0

RETAIL

Una parte fundamental del proyecto consistió en diseñar la aplicación más importante de la marca: sus sucursales y oficinas, incluyendo la señalización de fachadas, tótems, carteles, placas, vinilos informativos, rotulación de escaparates, cajero automático, señalización interna, etc.

imagen slider-0
imagen slider-1
imagen slider-2
imagen-0
imagen-1
imagen-2
imagen-3
imagen slider-0
imagen slider-1
imagen slider-0